Llamada a la acción: qué es, formatos y 3 errores que debes evitar

La llamada a la acción es el objetivo final que persigue el copywriting de respuesta directa.  Es la culminación de todo un proceso de persuasión. Es la acción que se espera que haga el cliente ideal después de haber leído todo el texto.

Quizá lo hayas oído más como ceteá, por sus iniciales en inglés (CTA que significa Call To Action) y que en español se ha traducido tal cual: llamada a la acción.

Pero sí te debe quedar claro que la llamada a la acción es una pieza crucial en el texto de cualquier página de la web, email, anuncio, advertorial

Porque cada uno de los textos de la web o cada email está escrito con un objetivo muy concreto (o así debería ser) y culmina con la acción que se le pide que realice justo ahí, en ese lugar: en la llamada a la acción.

Me gusta decir que los textos que escribo son los responsables de acompañar al cliente ideal en el proceso de toma de decisión. Y la llamada a la acción es ese último paso donde al hacer clic con el ratón, este accede libremente y de buen grado a mi propuesta. 

¿Qué forma tiene una llamada a la acción?

Podemos encontrar dos tipos de presentación: el botón o la frase con enlace (comúnmente referida como “frase linkada”).

El botón

A nivel gráfico el botón debe resaltar para que no pase desapercibido y esto lo puedes conseguir combinando tamaños, formas, colores e incluso efectos.

Este aspecto suele ser un motivo de discrepancia entre el diseñador web y el experto en marketing. El primero querrá que quede integrado lo más posible en el diseño y el segundo presionará para que resalte a los ojos a primera vista.

El botón perfecto es el que queda integrado y resalta a la vez. Lector, si has puesto cara de póker, deja que te diga que sí se puede. Sin ir más lejos, los botones de mi página de Servicios 😉

La frase con enlace

Y luego tenemos las frases con un enlace y aquí podemos encontrarnos varios estilos.

Desde el enlace formado por un binomio de palabras o incluso a veces consta de un único vocablo. Un ejemplo sería  “clic aquí” o simplemente “aquí”, hasta los enlaces que engloban frases completas e incluso párrafos.

De hecho, en una misma página o email puedes encontrarte todos estos formatos de llamadas a la acción.

La tipografía

Elige una tipografía clara, de fácil lectura. No es momento de utilizar las que simulan un trazo manual o las rocambolescas.

Normalmente la pondrás en negrita para hacerla resaltar más. Y con respecto a ponerlo en mayúsculas o minúsculas… hay una clara tendencia a ponerlo en letra capital porque llama más la atención.

Algunos deciden poner la primera letra de cada palabra en mayúscula. De hecho, es muy común en EE. UU. donde no tienen unas reglas de ortografía tan estrictas en este sentido.

3 errores que debes evitar en tu llamada a la acción

Error 1

Si tienes claro que cada texto se escribe con un único propósito, no deberías cometer este error. Pero la experiencia me ha hecho ver que hace falta mostrarlo para que uno sea consciente.

Entonces, si cada página de la web, email o anuncio persigue que el cliente realice una acción concreta, el call to action será único también.  

Atención. No confundas único con solitario. Puedes incluir varias llamadas a la acción, en diferentes formatos (de hecho, te lo recomiendo), pero todas ellas deben tener la misma redirección. Es decir, la página de destino debe ser la misma para todos los CTAs.

 ¿Y por qué? Pues porque si pones un objetivo principal y otro secundario a la vez, el usuario no clicará en ninguno de los dos. Le estarás haciendo elegir. Activarás su raciocinio y anularás su espontaneidad. 

Error 2

Crear una llamada a la acción invisible. En este rango estarían todos esos empeños de ser sutiles con el diseño o con el discurso para esconder nuestra intención. Craso error.

Sé claro. Sé transparente. Tú quieres que se suscriba, se baje una demostración, te llame, te compre.. Muéstralo abiertamente. No estás haciendo nada malo.

También incluyo los olvidos. Disponerlo todo para que tome acción, pero olvidarse de solicitar que la tome, es para darse contra la pared (la cabeza, se entiende, claro).

Error 3

Diseñar una llamada a la acción abstracta. ¿Cómo abstracta?, te preguntarás. A ver, te pongo un ejemplo.

Este es el curso de guitarra y te llamaremos para decirte si hay plazas y luego a ver si estás aceptado.

Pero… ¿me apunto? ¿y cómo me apunto? ¿O llamo primero? ¿Que puede que haya plazas y luego no me acepten?

Esta llamada a la acción es abstracta de narices, ¿verdad? Este ejemplo es inventado, pero créeme, la realidad supera muchas veces a la ficción. Si no, date una vuelta por la red, encontrarás alguna que vamos, vamos… son de esas que quitan el hipo.

Hoy te he hablado de lo que no debes hacer y el siguiente post te hablaré de cómo deben ser para que sean infalibles.

Te animo a que me dejes un comentario aquí debajo de algún ejemplo de llamada a la acción abstracta que te hayas encontrado por la red. Así nos echamos unas risas.


Un poco de mí

Solía negociar por email acuerdos comerciales cuando trabajaba por cuenta ajena. Combinaba la estrategia con mi pasión por la escritura.  

Verónica Fabra
Verónica Fabra

Años más tarde me formé en Marketing digital y me especialicé en Copywriting.

Quiero ayudar a aquellas personas que se desviven por su negocio cada día. Tengo el firme compromiso de aumentar su lista de clientes a través de la Página Web. 

Porque hoy se lee más que nunca, el copywriting es la clave para convertir una web florero en una Web persuasiva.

Si te apetece conocerme un poco más, te espero aquí.


Deja una respuesta

Tratamiento de los Datos Personales que proporcionas:

Responsable: Verónica Fabra, fundadora de EscriboXti.

Finalidad: poder gestionar tu comentario.

Legitimación: a través de tu consentimiento expreso y es necesario para gestionar tu solicitud.

Almacenamiento: en los servidores de Raiola Networks mi proveedor de hosting, dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.

Derechos: acceder, rectificar, limitar, portar o suprimir. Solo tienes que escribir a info@escriboxti. Más información en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.