¿Por qué debes renovar la página web de tu negocio?

Esta pregunta me la hice yo justo al acabar de publicar mi sitio web. Con el esfuerzo que me había costado y mi mentora, Laura Ribas, va y me dice que no pasaría mucho tiempo sin que fuera a renovar la página web. Casi me dio un síncope.

¿Cómo, que debo ir pensando en cambiar cosas? ¿A santo de qué debería hacerlo? ¿Y cuándo?

Ya sabes, cuando la mente se niega a hacer algo, solo salen culebras por la boca.

Jolines, es que me había costado mucho estructurar, diseñar, crear y escribir todas y cada una de las páginas de la web como para andar cambiándolo.

Y cuando le di al botón de publicar me sentí liberada como cuando parí a mi primer hijo. Una comparación muy gráfica, perdóname, pero es que llevaba 20 kg más encima, se me habían hinchado mucho las piernas y además el parto fue laaaaargo. Sensaciones muy parecidas, te lo aseguro.

Después de la fase de negación pasas por el intento de olvido. Aparcas el tema en un lugar recóndito de la mente y esperas que se muera ahí, pero acaba volviendo sin remedio porque:

  • se te ocurren ideas nuevas de servicios que incorporar.
  • tienes un nuevo infoproducto.
  • quieres añadir o cambiar el lead magnet.
  • tu cliente ideal ha variado y debes actualizar los textos, etc.

Al principio admites cambiar (no sin cierta reticencia) algún pequeño apartado.

Y finalmente acabas aceptando como tarea periódica el tener actualizada la página web.

La buena noticia es que todos esos pequeños cambios te ayudan a optimizar tu web para conseguir más oportunidades de venta. Al fin y al cabo, es para esto que estás en la red, ¿no?

Por tanto, ¿es importante renovar la página web de tu negocio?

La respuesta es un eterno sí, por supuesto que sí. Jamás dudes de su importancia.

Lo es porque los entornos online siempre están evolucionando. Y puede que lo que te está resultado hoy, en un tiempo ya deje de hacerlo.

Así que debes mantener total atención al mercado, una fórmula simple y muy clara es: el mercado quiere lo que quiere. Y esto significa que si intentas forzar las cosas a tu manera y no a la de tu cliente ideal o público objetivo, puedes ir despidiéndote de tu negocio a corto/medio plazo.

¿A qué se le llama renovar la página web de tu negocio?

No hablo del blog y su contenido. Este apartado de tu sitio web lo contemplo aparte. De hecho, cuento que incorporas información de valor para tu audiencia de forma periódica.

Si no te has iniciado, te recomiendo que te descargues mi guía “Cómo escribir un blog y no morir en el intento”.

Cuando hablo de renovar me refiero a todo el concepto de: diseño, texto, recursos multimedia, estrategias, ofertas. En resumen: fondo y forma.

Y es que, de hecho, lo más normal en el caso del alojamiento web, por ejemplo, como mínimo necesitarás renovar el servicio de Hosting cada año.

También te aclaro que puedes ir haciendo actualizaciones parciales, siempre y cuando partas de algo que no está obsoleto.

Si te lo tomas como si fuera un mantenimiento (como el que haces con tu vehículo), el esfuerzo mental de aceptación es más fácil (así lo hice yo 😉). Y la inversión económica no es de golpe ni tan elevada (otro buen motivo).

Razones por las que debes renovar tu página web

Mira, si estás en fase de negación, ninguna de las razones que te voy a exponer te servirán, pero te aconsejo que las leas igualmente.

En algún momento pasarás de nivel y será entonces cuando el subconsciente te hará recordar lo leído.

Estas son las razones:

#1: La tendencia cambia

Considera primero la tendencia de los nichos del mercado. Si te dedicas a la venta de productos, necesitarás hacer los cambios que se harían en un mostrador o tienda física, cada cierto tiempo.

Lo que funciona un mes, en el siguiente no. Se va cambiando el aspecto según la tendencia. Eso es escuchar al mercado y necesitas hacerlo.

#2: El comportamiento de compra evoluciona

Además de la tendencia, también cambia el comportamiento de compra. En un momento los clientes prefieren los formularios de contacto, en otro prefieren los chatbots.

Sin embargo, no es que cambia cada día, sino que el cambio se da por períodos. Pero a lo que apuntan es a que no puedes hacer una web y abandonarla pretendiendo que cumplirá su objetivo solo porque ya la has creado.

#3: Cada día surge más competencia

Siempre hay nuevos emprendimientos, negocios que van a la conquista de los entornos online. Si te quedas atrás, entonces tu página se hará obsoleta para los usuarios.

Debes mantener vigilancia en el mercado. Cuando estudias la competencia sabes cuándo y cuáles cambios necesitas implementar.

#4: Es una forma de sorprender a tu audiencia

¿Qué sucede cuando pintas tu casa y la redecoras? ¡Sorprendes a tus invitados! Lo mismo ocurre cuando cambias y rediseñas tu sitio web.

Hacer cambios con cierto ritmo y frecuencia, hace que tu audiencia se mantenga atenta a tu sitio. Es otra forma de fidelizarla.

# 5: Es ideal para el posicionamiento

Esta es la última razón que te compartiré. Y es que los cambios pueden favorecer el posicionamiento de tu sitio. Lo que significa que ganarás mejor lugar en los resultados de búsqueda.

Uno de los criterios para el algoritmo de Google y sus motores de búsqueda es la actualización. Publicar posts, rediseñar, generar cambios, hace que estos motores volteen su atención hacia tu sitio y esto incrementa las posibilidades de indexación.

¿Cada cuánto debes renovar la página de tu negocio?

En cuanto a la frecuencia, todo dependerá de la tendencia y comportamiento de compra. Yo te propongo que evalúes hacer ajustes al menos cada trimestre y realizar cambios más significativos una vez al año, como mínimo.

¿Qué implica la renovación de tu página web?

La última de las preguntas y quizás la más importante.

Quiero ofrecerte claridad, así que iré directo al grano. Renovar la página web implica:

  • Hosting: evalúa si necesitas uno con más capacidad y beneficios, según la evolución de tu página y su impacto en el mercado.
  • Diseño: considera si debes hacer ajuste en la forma como vienes manejando la identidad de tu marca o negocio a través de tu sitio web.
  • Copy: el texto debe estar alineado con los problemas o anhelos de tu cliente ideal. Se este cambia, tus textos deberán ser revisados.
  • Fotos: bien sean fotos referenciales de tus productos o servicios, del equipo, instalaciones y todas las que haya en tu sitio.
  • Lead Magnet: los ganchos o infoproductos de atracción debes renovarlos, ofreciendo siempre soluciones de interés para tu público objetivo.

Si te ha quedado alguna duda respecto a cómo hacerlo, dónde acudir o por dónde empezar primero en el proceso de renovar la página web, ¡por favor no te la guardes! Escríbeme, déjame un comentario y te contesto ipso facto.  


un poco de mí

Solía negociar por email acuerdos comerciales cuando trabajaba por cuenta ajena. Combinaba la estrategia con mi pasión por la escritura.  

Años más tarde me formé en Marketing digital y me especialicé en Copywriting.

Verónica Fabra

Verónica Fabra

Quiero ayudar a aquellas personas que se desviven por su negocio cada día. Tengo el firme compromiso de aumentar su lista de clientes a través de la Página Web. 

Porque hoy se lee más que nunca, el copywriting es la clave para convertir una web florero en una Web persuasiva. 

Deja un comentario

Tratamiento de los Datos Personales que proporcionas:

Responsable: Verónica Fabra, fundadora de EscriboXti.

Finalidad: poder gestionar tu comentario.

Legitimación: a través de tu consentimiento expreso y es necesario para gestionar tu solicitud.

Almacenamiento: en los servidores de Raiola Networks mi proveedor de hosting, dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.

Derechos: acceder, rectificar, limitar, portar o suprimir. Solo tienes que escribir a info@escriboxti. Más información en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.